Demeyere Cookware, experience the quality, taste the difference.


ControlInduc®: ¡olvídese del sobrecalentamiento!

Incluso a máxima potencia, la sartén regula la temperatura (máx. 250°C/485°F).

Muchos clientes y chefs tienen a menudo problemas a la hora de fijar la temperatura correcta para freír carne o pescado, o para preparar tortitas. Cuando los alimentos se sobrecalientan,se queman y se adhieren al fondo de la sartén. Los productos con una capa antiadherente previenen que los alimentos se peguen, pero a ciertas temperaturas elevadas, el revestimiento se desintegra y pierde las propiedades antiadherentes.

Demeyere ha fabricado las primeras sartenes con ControlInduc, un sistema que limita la temperatura máxima a 250°C/485°F cuando se utilizan los productos en cocinas de inducción. Incluso a máxima potencia, la sartén regula la temperatura a la que se cocinan los alimentos. Estos productos están disponibles con revestimiento antiadherente (ControlInduc Granite) o sin revestimiento (ProControl).

Hasta +/- 220°C/425°F, el producto con sistema ControlInduc se calienta de forma normal, como lo haría cualquier sartén, pero por encima de esa temperatura, la energía que transmiten los inductores disminuye gradualmente y se estabiliza en algún punto entre 245°C/475°F y 250°C/485°F. En ese instante se ajusta automáticamente por sí solo hasta la potencia necesaria para mantener esa temperatura y compensar cualquier pérdida de calor en el aire o en los alimentos.